Salsa de Tomate y Cebolla

  • Salsa de Tomate

    Salsa de Tomate

  • Salsa de Tomate y Ajo

    Salsa de Tomate y Ajo

  • Salsa de Tomate Italiana

    Salsa de Tomate Italiana

  • Salsa de Tomate Thermomix

    Salsa de Tomate Thermomix

  • Salsa de Tomate y Zanahoria

    Salsa de Tomate y Zanahoria

  • "Salsa de Tomate y Cebolla"

    Salsa de Tomate y Cebolla Esta es otra de las recetas más conocidas y que más gustan de todas las que os proponemos en la web. Esta salsa de tomate y cebolla es una salsa muy versátil que destaca por ser muy sencilla de hacer y muy sabrosa. Aquí tienes el detalle de la misma para que la prepares en casa.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.6/5
    • 88 votos

    Receta de Salsa de Tomate y Cebolla

    Aquí tienes una receta completa para preparar en casa una riquísima salsa de tomate y cebolla. Esta salsa de tomate es ideal para acompañar tus platos de pasta y otros platos de carne o pescado por ejemplo.


    Ingredientes de Salsa de Tomate y Cebolla:

    - Un kilo de tomates maduros
    - Dos cebollas
    - 3-4 dientes de ajo
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Pimienta negra molida
    - Azúcar


    Preparación de Salsa de Tomate y Cebolla:

    Cuando vamos a preparar en casa una salsa de tomate casera lo más importante es tener unos buenos tomates sabrosos y maduros, algo que es mejor en la mejor época para consumir el tomate, que no es otra que los meses de verano, dónde podemos encontrar los tomates más sabrosos. A pesar que tenemos tomates todo el año en las fruterías y supermercados, los más ricos los tenemos entre los meses de Julio y Septiembre. Fuera de temporada podemos sustituir los tomates naturales por tomate triturado o tomate pelado que podemos comprar envasados en el supermercado, que dan un buen resultado, sobre todo si son de calidad.

    Para preparar los tomates naturales hay que lavarlos bien con agua, para quitarles toda la suciedad que pudieran tener. Después los vamos a cortar por la mitad y les quitamos las semillas, para trocearlos después en pequeños trozos, o bien otra opción es rallarlos o triturarlos. Hay quien prefiere pelar los tomates antes de picarlos, para que después de cocinarlos no queden restos de la piel, aunque si lo que quieres es dejar la salsa de tomate bien fina al acabar, puedes pasarla por un pasapurés y después colarlo con un colador, así no haría falta pelarlos.

    Para pelarlos de forma sencilla, tras lavar los tomates, les hacemos un corte en forma de cruz en su base, y los ponemos a escaldar en una olla con agua hirviendo, y dejamos 25 o 30 minutos. Después los escurrimos y dejamos enfriar y ya podremos pelarlos, tirando de los cortes para sacarles la piel fácilmente. Si haces este proceso, después ya solo tendrías que abrir los tomates, quitarles las semillas y escurrirlos bien antes de trocearlos, triturarlos o rallarlos, lo que prefieras. Y seguimos con el resto de la preparación, que es similar tanto si has escaldado y pelado los tomates o no lo has hecho.

    Vamos a pelar y picarlos dientes de ajo y las cebollas, las cuales podemos cortar en trocitos o en juliana, en tiras no demasiado gruesas. Al acabar ponemos a calentar una sartén con aceite de oliva virgen, y en la misma vamos a pochar y dorar las cebollas y los ajos, y cuando la cebolla empiece a cambiar de color agregamos a la sartén el tomate que preparamos antes y dejamos cocinar a fuego medio unos 30 o 35 minutos. Durante este tiempo la salsa de tomate irá espesando, a medida que el tomate se vaya concentrando al ir consumiéndose el jugo de los mismos. Hay que ir removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue el tomate, y salpimentamos al gusto.

    Cuando el tomate nos quede bien concentrado y cocinado, podemos reservar esta salsa de tomate la hora de servirla o bien podemos pasarla por un pasapurés o la batidora, para dejarla bien fina. Y así ya quedaría lista estar riquísima salsa de tomate y cebolla para acompañar un buen plato de pasta o de carne, por ejemplo. Si te sobra parte de la misma, puedes conservarla en un recipiente cerrado un par días en el frigorífico, para aprovecharla para otra ocasión, seguro que te va a encantar y la volverás a hacer.

    Raciones / Unidades: 1
    Tiempo Aproximado de Preparación: 60M
    Calorías Aproximadas: 125

    Vota la receta




    Comentarios

      Deja un comentario

      Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de la misma. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

      En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

      Comentario enviado. Se publicará una vez moderado